©2019 by Masorti AmLat. Proudly created with Wix.com

Mishnateinu

Los seis órdenes ideológicos fundamentales del Movimiento Masortí y su abordaje de la tradición judía.

Video presentacion del Rab Yarden Raber

Dios: su lugar y percepción dentro del Movimiento Masortí.

  • Consideramos que el judaísmo es una tradición de origen religioso y que, por ende, implica cierta concepción de Dios así como la búsqueda constante de aquello que consideramos divino.

  • Dentro de nuestro movimiento conviven diversas concepciones del concepto de Dios, desde aquellas de índole más personal que ven a Dios como un ente de existencia real que mantiene un vínculo constante con sus creaturas, hasta aquellas que ven en Dios un ideal que reúne todas las características a las que debemos aspirar.

Mishnateinu 2.jpg

Torá: texto, estudio, Revelación y transmisión.

  • Creemos que el estudio y conocimiento profundo de la Torá y del Tanaj, inexorablemente ligados a su tradición interpretativa clásica, así como el de toda la batería de textos judíos tradicionales es un valor fundamental para el desarrollo de una práctica colmada de sentido.

  • Consideramos que la autoridad y el valor de la Torá deriva de diversos motivos: hay dentro del Movimiento quienes ven en la Torá un texto revelado por Dios o bien un texto escrito por hombres bajo la influencia de la inspiración divina, así como quienes lo consideran un texto  cuyo valor estriba en la conexión histórica del pueblo con el mismo.

Mishnateinu 3_edited.jpg

Cuestiones de Género: diversidad, roles y aspiración a la igualdad.

  • Consideramos que determinadas percepciones de género han tenido injerencia en la conformación de la halajá, afectando de esta manera la posición de la mujer en cuanto al cumplimiento de la misma.

  • Al mismo tiempo, consideramos que la halajá contiene dentro de sí elementos que permiten alcanzar la igualdad de posibilidades en términos de género en cuanto al cumplimiento y la observancia de la ley judía.

  • Consideramos que es nuestra responsabilidad continuar cultivando, dentro del marco de desarrollo tradicional de la halajá, la orientación ya insinuada por los Sabios hacia esta posición de igualdad.

Mishnateinu 4.jpg

Tefilá: plegaria, oración y liturgia.

  • Nos vinculamos con reverencia con las estructuras y con las rúbricas tradicionales de la tefilá y vemos en ellas una expresión de los anhelos religiosos más profundos de nuestro pueblo.

  • Valoramos asimismo el carácter fluido de la tefilá a lo largo de los años, por medio del cual la misma ha variado con el fin de proveer una experiencia religiosa afín con el sentir y con la cosmovisión de los judíos a lo largo de los siglos.

  • Bregamos por la preservación del hebreo como lengua de culto primaria y, a su vez, alentamos la comprensión y el entendimiento de la liturgia judía tradicional entre los miembros de nuestras comunidades para que la misma pueda ser abordada con kavaná, es decir, desde un lugar de sentido y de conexión personal.

Mishnateinu 5.jpg

Sionismo: el colectivo judío y el apoyo
incondicional al Estado de Israel y al ideal sionista.

  • Hacemos hincapié y colaboramos en el afianzamiento de la centralidad del pueblo judío todo.

  • Vemos en el Estado de Israel una plataforma para el desarrollo y la preservación de la cultura judía en todas sus formas y variantes, de la práctica tradicional y de los valores morales más elevados que nuestro pueblo supo cultivar a lo largo de la historia.

  • Comprendemos el valor, la riqueza cultural y el carácter particular de cada una de las comunidades judías alrededor del mundo y concebimos el vínculo entre éstas y la judería en Israel como una relación recíproca y complementaria.

Mishnateinu 6.jpg

El Movimiento Masortí y su abordaje de la halajá.

  • Vemos en la halajá, o ley judía tradicional, un cuerpo de normas vinculante y un elemento cardinal en la preservación de la vida, la idiosincrasia y los valores judíos.

  •  Adoptamos una visión histórica y crítica con respecto a la halajá, que presenta a la misma como un conjunto de normas fluido y sujeto a cambios, tal como su desarrollo a lo largo de la historia lo demuestra.

  •  Consideramos que el cumplimiento de la halajá debe tender a enaltecer y consagrar santificar la vida y la práctica de las personas. 

Mishnateinu 1.jpg